Cuando entres en un bosque. Omraam Mikhael Aivanhov

Cuando entres en un bosque toma conciencia de que una multitud de criaturas están ahí de un lado para otro, ocupadas en diferentes actividades, y que te observan…
Trata de buscar tu lugar en relación con ellas, e incluso dirígeles la palabra para demostrarles que aprecias su trabajo…Acércate a un árbol, por ejemplo, y dile: «¡Qué hermoso eres! ¡Qué fuerte, resistente y sólido! ¡Oh! ¡Si pudiera tener yo también tu resistencia y tu solidez! Te encargo de decirles a todos los árboles del bosque que son magníficos, que los amo; saluda a cada uno de mi parte, y transmíteles mi beso».

Únete al árbol, y entonces, las entidades que viven en él transmitirán vuestro amor a todo el bosque. Así, mientras continúes paseando, las otras entidades que han recibido vuestro mensaje salen de los árboles para contemplarte…se sienten maravilladas y danzan a vuestro paso.
Y cuando regreses a casa, te sentirás feliz, sentirás que saboreaste algo de la vida verdadera.

Fuente:  Texto de Omraam Mikhael Aivanhov

Abrir chat